La parrhesia de Isidoro de Pelusio o cuando politeia y paideia llegan a encontrarse

Antonia Vento

Resumen


Un estilo de vida riguroso (politeia) – lo que corresponde a un monje – y una educación retórica (paideia) – lo que corresponde a un sophistes – son las dos virtudes que reúne Isidoro, monje del desierto de Pelusio. Él es portavoz de una philosophia monastike que apunta a varias direcciones: al perfeccionamiento moral de cada hombre renunciando a lo material (apotaghe) y profundizando en el estudio de la Sagrada Escritura; al perfeccionamiento de sus hermanos monjes, que se puede alcanzar con la obediencia a una regla; a la mejora de la sociedad cristiana y laica, poniendo en práctica la parrhesia. Isidoro, si bien se ha retirado en el desierto, no ha abdicado de su dimensión social y actúa, previas solicitudes explícitas, ayudando a los pecadores a retomar el camino de la rectitud, censurando a los klerikoi inobservantes y a los archontes corruptos, invitándoles a cumplir correctamente con sus obligaciones, o denunciándoles si reinciden, reconfortando a los afligidos e interesándose en muchos aspectos de la vida social: asistencia a los pobres, educación de los jóvenes.


Palabras clave


Antigüedad Tardía; Isidoro de Pelusio; monaquismo; libertad de palabra; arche

Texto completo:

PDF

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.




ISSN: 1989-9289

DOI prefix: http://dx.doi.org/10.14516/fdp