Próximo número

Monográfico (10, 2019): Enseñar el Pasado con perspectiva de Futuro

Coords.: Silvia Medina Quintana y Roberto García Morís

Fecha límite para la recepción de originales: 01/III/2019

 



ENSEÑAR EL PASADO CON PERSPECTIVA DE FUTURO

La Didáctica de las Ciencias Sociales, de la Geografía y de la Historia se ha consolidado en los últimos años como disciplina universitaria, dentro de la cual pueden distinguirse distintos ámbitos o líneas de investigación.
Tan solo con echar una mirada a los trabajos publicados en el seno de los principales congresos nacionales e internacionales celebrados en la última década, puede observarse cómo la educación para la ciudadanía y la construcción del futuro se está haciendo un importante hueco dentro del área de las Ciencias Sociales. El aprendizaje del futuro forma parte de la educación para la ciudadanía , por lo que la Historia que se enseña y aprende en el sistema educativo debe incorporar esa concepción de la historia que supera su visión como una disciplina del pasado, y establecer un diálogo con el presente y con el futuro.
Por tanto, partiendo de este concepto de la enseñanza aprendizaje de las Ciencias Sociales, y particularmente de la Historia, centrada en los problemas sociales relevantes del presente, y en su proyección en el tiempo, tanto pasado como futuro, se invita a la comunidad científica a participar en este número. Tendrán cabida trabajos que aborden el proceso de enseñanza-aprendizaje de la historia para una conexión directa con el presente y los problemas sociales actuales. Las investigaciones, enfocadas a esa conexión con la actualidad, pueden girar en torno a las siguientes temáticas:  

  • las reflexiones en torno a unos contenidos históricos que incluyan temáticas invisibilizadas tradicionalmente en el currículo escolar: mujeres, minorías, población marginada, mentalidades, vida cotidiana...
  • los estudios interculturales que indaguen sobre las interacciones basadas en la diversidad cultural y fomenten valores de respeto y entendimiento;
  • los ensayos que evidencien cómo se ha enseñado el pasado y los usos y abusos políticos de la enseñanza de la historia;
  • las investigaciones educativas centradas en las representaciones sociales del alumnado y del profesorado, así como en los problemas de aprendizaje y dificultades de la enseñanza para conectarla con el presente;
  • las propuestas orientadas a un currículo de historia centrado en problemas sociales relevantes y que incorporen perspectivas verdaderamente interdisciplinares, como ejemplifica el tema de la sostenibilidad;
  • el análisis de recursos y materiales didácticos, desde los tradicionales como los libros de texto a las nuevas tecnologías, cuyo objetivo sea hacer una historia viva que forme en competencias ciudadanas.

En definitiva, todas aquellas aportaciones que aborden el diálogo pasado–presente–futuro como campo propio de la enseñanza y aprendizaje de la Historia en todos los niveles educativos (desde la etapa infantil a la universitaria) y no solo en la educación reglada sino también en los ámbitos no formales.

Silvia Medina Quintana
(Universidad de Córdoba)

Roberto García Morís
(Universidade da Coruña)